Ciencia vs. deuda

Recuerda usted los cassettes? Un atari? Si me hubiera aparecido ante usted 30 años atrás para contarle acerca del correo electrónico, las aplicaciones del secuenciamiento genómico o el Internet, me hubiera creído? Y si le contara ahora acerca de la impresión biológica 3D, el rol de las bacterias de su intestino en su forma de pensar, o el ADN como disco duro del futuro, le importa? Quizá no, pero pecaría de miope, o en el peor de los casos (durante la era de la información libre), de ignorante.

Sabemos más acerca de las estrellas del cielo nocturno que acerca de suelo bajo nuestros pies, con la diferencia que las estrellas son intocables pero al suelo, o sus componentes, los podemos utilizar.

Sabemos también que la inversión en educación, ciencia y tecnología es exáctamente eso, una inversión, no un gasto.

La mente es una herramienta extremadamente poderosa, provéale alas, no cadenas. La inteligencia humana no conoce límites. Desafortunadamente, tampoco los conoce la estupidez.

Recuerde, el mundo no es nuestro, es un encargo de las generaciones futuras. Qué mundo les vamos a dejar?

 

IMG_0013

Anuncios

comentarios?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s